by yuxtem in Blog, Experiencia personal, Negocios 0 comment

Trabajar desde casa o Home Office, suena como el sueño predilecto de muchos en estos días.  Parece el ideal de tantos que hoy se encuentran en una oficina en un horario fijo de 8 am a 5 pm.  Sin embargo, no todo es como parece. Si bien es cierto de los múltiples beneficios, también hay muchas otras distracciones que antes no tenías que te pueden disminuir considerablemente tu productividad.  Así que si lo que buscas es como ser tu mejor versión trabajando desde casa, definitivamente este artículo es para ti.

 

Tengo ya 11 años de trabajar como ingeniera industrial, y durante mis primeros 9 años lo hice en calidad de dependencia.  Recuerdo muy bien que al convertirme en mamá mi primer anhelo era poder pasar tanto tiempo como fuera posible con mi hijo, y empecé a buscar opciones.  Encontrando que emprender desde casa parecía lo ideal para seguirme desarrollando profesionalmente y también como madre.

 

Pero fue justo en el primer año cuando empecé a darme cuenta que sería más difícil de lo esperado.  Sumado a las dificultades de emprender, me encontré con una de mis características de toda la vida: me distraigo fácilmente y solía dejar muchos mini proyectos inconclusos.

 

Así que en este punto empecé a crear mi propio sistema de trabajo que me permitiera ser lo más eficiente posible, y poder estar en todos mis roles de vida mucho más balanceada.

 

Fue así como nació mi propio sistema de 5 pasos:

 

  1. Establece tu horario de trabajo

 

Primero lo primero.  Tienes que tener claridad de cuánto tiempo tienes a tu favor para poder dedicarte a tu trabajo, esto incluye los espacios para desarrollo personal como leer libros, asistir a un curso presencial o en línea.

 

Es importante que tengas una visión sobre las horas con las que realmente cuentas, aún si muchas veces tu trabajes en los pequeños espacios que tengas durante las siestas, horas de juego o si tienes la oportunidad que en algún día de la semana tus hijos visiten a los abuelos (lo cual es muy bueno para mantener la relación fuerte, pero también te ayuda a tener más espacio para trabajar).

 

Estoy segura que si tu hijo aún es un bebé te estarás preguntando, ¿pero ni siquiera tengo tiempo para ir en paz al baño, como puedo contabilizar mis horas disponibles?  Y en este especial caso, te recomiendo que seas consciente de cuánto tiempo quieres dedicarle al día a tu emprendimiento, y busques una forma de bloquearlo.

 

La claridad de tus horas disponibles te dará la oportunidad de planificar con mucha más anticipación proyectos grandes, y ser realista sobre lo que puedes trabajar o no para un cliente.

 

  1. Designa un espacio especial para trabajar

 

Muchas veces trabajando desde casa, nos toca trabajar en el comedor o simplemente donde haya un espacio.  Recuerda que aunque seas una madre trabajando desde casa, es importante que puedas designar un espacio para poder trabajar, ya sea que trabajes en el comedor, en un rincón de tu habitación o si tengas una pequeña oficina.

 

Este espacio te ayudará a marcar los límites de tus horas de trabajo, como si estuvieras en una oficina corporativa.  Cada cosa tiene su lugar, así que empieza con dar ese valor también a tu trabajo.

 

Confieso que este aspecto para mi ha sido uno de los más importantes, especialmente porque siempre he creído que debes sentirte como aquello que quieres lograr.  Y en mi caso es tener una empresa internacional, así que lo primero que hice fue asignar el espacio de sala familiar para la oficina familiar, tengo la fortuna que trabajamos desde casa con mi esposo así que compartimos este espacio.

 

Ahora bien, sé que si trabajar en el comedor es muy difícil que puedas hacer tu mini oficina, pero si puedes dejar limpia el área antes de empezar a trabajar como una señal que se ha convertido en tu espacio de trabajo.  Solo esto te dará una sensación muy clara de que estás en horario laboral.

 

  1. Aprende la técnica de priorización de actividades

 

En planificación estratégica y organización existe una Matriz muy famosa:  la matriz de Eisenhower o matriz de urgente versus importante.  A continuación encontrarás un link donde puedes encontrar más detalle sobre como utilizar esta matriz y de paso aprender a usar una de nuestras herramientas preferidas,  Trello: https://blog.trello.com/es/matriz-eisenhower

 

Asimismo puedes empezar con algo más sencillo:  identifica cuál es esa única actividad o máximo 3, que puedes realizar en el día y que marcarán la diferencia en el desempeño de tu negocio.

 

Preguntarte esto te ayudará a hacer primero lo más importante, y después harás esas pequeñas actividades que son más rápidas.  Procura no caer en la tentación de hacer antes otras cosas que son más rápidas y fáciles, y por lo tanto te dan una sensación inmediata de logro.  Mantente siempre enfocada en tu meta y acciona hacia ella.

 

  1. Delega

 

Si bien pareciera que somos mujer maravilla, en la realidad no es así.  Muchas veces nos han enseñado que para demostrar que somos independientes tenemos  que hacerlo todo solas o descubrir la forma de poder hacerlo.

 

Y aunque eso es cierto parcialmente, también es cierto que mientras más tiempo inviertas en hacer cosas en las que tus habilidades y dones no están siendo aprovechados, realmente estás perdiendo dinero.

 

También sé que cuando empiezas es muy difícil tener quien te ayude en muchas cosas, por ejemplo del hogar. Para lo cual te recomiendo busques en redes sociales de MomBU, en donde te explicamos lo que nos ha funcionado en MomBU para poder  trabajar desde casa y aprovechar al máximo nuestro talento.

 

No temas pedir ayuda, eso no te hace más débil o incapaz.  Al contrario, te hace consciente de lo valioso de tu tiempo en desarrollar tu proyecto y servir a tus clientes, y antes que esto de ser madre y todos los roles que ya tengas.  Busca ser parte de una tribu cerca a tu casa, hay muchos grupos de mamás que buscan apoyarse mutuamente en muchos aspectos.

 

  1. Aprende a descansar

 

Y por último pero no menos importante, cuando estás trabajando desde casa es increíblemente importante que aprendas a descansar cuando tu cuerpo lo pide, e incluso cuando te sientes abrumada por todo lo que esté pasando a tu alrededor.

 

Algunas veces descansar será, darte un minuto para salir de la habitación, abrir la ventana y respirar profundamente por unos minutos.  Otras podrá ser una pequeña caminata cerca de tu casa, o en algún parque que te guste mucho. Piensa que hay muchas formas de descansar sin necesidad de gastar.

 

Si tienes un bebé pequeño en este momento, descansar puede ser una taza de té o café caliente mientras tu hijo duerme, o esa siesta que necesitas para recuperarte de una noche de desvelo.

 

Recuerda que tú no puedes dar lo que no tienes, así que una mente y cuerpo descansado ayuda a ser más productiva y mantenerte enfocada.

 

Aprende a disfrutar esos pequeños momentos, en lugar de desear tener muchos más, empieza disfrutando los que ya tienes por pequeños que parezcan.

 

Para más tips de apoyo y crecimiento puedes buscarnos en nuestra Comunidad virtual, y pregunta cualquier duda que estamos más que dispuestas a apoyarte para crecer.

 

¡Un fuerte abrazo amiga!

Moneda
GTQ Guatemalan quetzal