by yuxtem in Blog, Experiencia personal, Mom Business University, Uncategorized 2 comments

Si alguien me hubiera dicho hace algunos años, que estaría un día lunes a la medianoche escribiendo artículos para mi página mientras mi esposo se encuentra de viaje y mi hijo de un año duerme plácidamente, seguramente hubiera dicho: no lo creo!

Estoy casi segura que te ha pasado, ese momento en el que te detienes a analizar qué sucedió con la vida que habías planificado: con ese trabajo soñado como gerente de una gran corporación, o tal vez siendo madre de tiempo completo.  En cualquiera de los casos, definitivamente existe un mérito especial para cada mamá.

Yo solía ser de esas mujeres que amaban juzgar a los demás, porque claro, “yo era perfecta”.  Ahora que leo justamente esas palabras, me causan tanta gracia, y hasta pena de saber que realmente yo pensaba que me las sabía todas en el mundo.  Recuerdo claramente cuando estábamos en esa conversación con mi esposo, hace algunos años mi novio, hablábamos sobre la difícil situación de una mujer.  Cómo puedes decidir ser profesional, arriesgándote a que tu hijo le diga mamá a alguien más, o cómo imaginarte en casa desperdiciando todos tus talentos y dotes.  Sin saber que existe una forma de poder conjugarlo todo, claro siempre hay un momento en que tienes que inclinar la balanza hacia un lado o hacia el otro.

Pasé por la etapa donde creía que mi potencial se desarrollaría si me dedicaba devotamente al trabajo, si trabajaba sin descansar hasta que el cuerpo ya no aguantara.  Desvelos, frustraciones, éxito y una gran dosis de café fueron las características más notorias de esta época.  Sin embargo, creo que llega siempre un punto de tu vida, en donde te das cuenta que necesitas algo más que eso.

Emprender se convirtió en la solución a esa necesidad.  Pero especialmente apoyar a más mamás a emprender sin importar las circunstancias que se encontrara.  Todas tenemos dentro de  nosotras esa fuerza que nos hace imparables.

Si tú tienes el deseo de crecer puedes hacerlo, debes ser consciente que salir del promedio implicará un esfuerzo extraordinario pero que en ti tienes todo para lograrlo.  Y si más mamás lo han logrado, definitivamente tú lo puedes hacer.

Juntas aprenderemos a aprender, y a hacer de nuestras comunidades un mejor lugar por tener mamás haciendo el cambio y dando un excelente ejemplo a sus hijos.

 

Un fuerte abrazo

 

Betsaida

Directora MomBU

0 thoughts on “Madre, trabajadora, emprendedora o un cóctel?”

Deja un comentario

Moneda
GTQ Guatemalan quetzal